Tarot Astral La Luna

¿Quieres realizar tus sueños? El tarot astral por medio del Arcano XVIII La Luna ilumina el camino que en esta tirada te conduce hasta a la consecución de tus sueños. Los Arcanos del Tarot Rider Waite están llenos de símbolos e incluyen en sus imágenes disposiciones geométricas que sirven como patrón para el vidente en el momento de realizar una lectura de las cartas. El Arcano XVIII de la Luna esta vinculado a lo sueños, la imaginación y la capacidad de la mente para multiplicar los miedos y los deseos.

La tirada de la Luna, es para aquellos que buscan conscientemente alcanzar sus sueños. En ella las cartas se disponen siguiendo los símbolos el Arcano de la Luna y responde a preguntas muy diversas: ¿Se cumplirá mi sueño de encontrar un hombre que me ame fielmente? ¿Podré conseguir realizar el sueño de formar una familia? ¿Cómo puedo realizar mi sueño de viajar por el mundo? La tirada ha de ser realizada con la baraja completa del Tarot Rider Waite u otro tarot tradicional, para la tirada han de situarse diez cartas sobre la mesa completando la disposición geométrica o mandala antes de iniciar la lectura.

Posición 1 y 2. Las cinco piedras y el cangrejo: Estas dos cartas representan el pasado del consultante y todos aquello que tira de él para que no avance en la consecución de sus sueños y en la evolución consciente, incluso hasta conseguir hacerle retroceder como un cangrejo. La primera carta esta asociada sobretodo a la pasividad, la inercia y la dejadez, las cinco piedras que hay en la orilla del agua son los cinco sentidos que se vuelven perezosos e insensibles. La segunda carta tiene como principal figura un cangrejo o langosta, simboliza los instintos más primarios y también a todas las personas y seres que estando en mala situación luchan porque nadie vaya a mejor. La imagen es un cubo lleno de cangrejos donde uno trata de salir y llegar al borde del cubo para escapar y ser libre, más el resto de los cangrejos no ayudan para nada y con sus pinzas le agarran para que vuelva a caer.

Posición 3. El camino de tus sueños: La carta aquí depositada es el presente del consultante y muestra la actitud que debe tener para avanzar en la consecución de tus sueños. El tres remarca que la imaginación creadora es fundamental en la realización de nuestros sueños, la carta que allí aparece nos indica el modo o imagen donde has de enfocar la imaginación para conseguir las condiciones adecuadas para el éxito, y que finalmente germinen nuestros sueños. Esta carta junto a la situada en posición 7 son las cartas principales de la tirada, si ellas indican un éxito rotundo el resto de cartas por negativas que parezcan tan solo estarán mostrando dificultades que son vencidas o trascendidas.

Posición 4 y 5: El perro y el chacal. Estas dos cartas representan las cualidades de la mente y nuestras emociones. En estas dos posiciones algunos arcanos señalan el miedo que tenemos a avanzar hacia lo desconocido en busca de sueños que otros juzgan imposibles. El chacal es un animal salvaje y simboliza el instinto y las emociones más primarias. En esta posición los oros, los bastos, el Carro, la Rueda de la Fortuna, la Fuerza indican una gran cantidad de energía primaria disponible para avanzar hacia nuestro sueños. El perro es un animal amaestrado y fiel, el instinto y la emoción han sido domados y socializados, representa en esta tirada la mentalidad social o animal social en el que se ha convertido el hombre, las cartas en esta posición pueden mostrar cualidades positivas u obstáculos, si aparecen una figura de la corte puede estar señalando a una persona que será clave para recorrer el camino soñado.

Posición 6 y 7. Las atalayas: Estas torres simbolizan la protección frente a las emociones subliminales, pero también los límites que han de ser superados en un futuro. Las atalayas o torres de vigilancia se encuentran también en los límites de lo conocido, las cartas en estas posiciones hablan de retos y superación de los límites por parte del consultante. El 6 situado a la izquierda del camino es la superación de los límites a través de la dulzura y el amor, el 7 a la derecha del camino es la superación de los límites a través del poder y la fuerza.

Posición 9. La Montaña: Las lejanas montañas son el objetivo o destino. Esta carta es la conclusión, muestra donde nos conduce el camino y los logros que pueden ser conseguidos. Esta carta augura si finalmente el sueño se realiza completamente o parcialmente, y en que condiciones.

Posición 8 y 10. La luna mística: Estas dos cartas iluminan la tirada, representan aspectos que no son de este mundo físico y recuerdan que este mundo es un sueño pasajero, algo efímero. El 8 vertical simboliza el potencial neutro de la energía infinita, por lo que la lectura de esta carta siempre es impersonal, ni positiva ni negativa, sin considerar si aparece derecha o invertida. Esta carta indica que tipo de sueño se trata: si por ejemplo se sueña con el amor de una persona, en un viaje o en conseguir un trabajo seguro. También si se trata de un sueño corriente, el sueño de un poeta inspirado por la luna y las influencias de los astros, o si es un sueño de magia y poder. El Loco en esta posición no ha de ser malinterpretado pues indica que el anhelo es la completa Libertad. El 10 en posición horizontal representa al soñador y habla del consultante. Su posición horizontal indica la capacidad de la persona de polarizar la energía infinita para bien o para mal. Estas dos cartas dibujan una cruz, y sus números sumados son 18, el Arcano XVIII, la Luna.